Tratamiento de la ginecomastia sin cirugía

tratamiento ginecomastiaLa ginecomastia es un crecimiento anormal del pecho del hombre que pasa adoptar una forma femenina. Suele suceder en diversas etapas de la vida de un hombre debido a desequilibrios hormonales. Por ejemplo en la infancia por los estrógeneos maternos es fácil ver a niños con tetillas, nada de lo que preocuparse.

Ginecomastia en la pubertad y en la edad adulta

En la pubertad se suele decir que las hormonas están revolucionadas, justamente un mayor número de estrógenos (hormonas femeninas) en comparación con la testosterona (hormonas masculinas) puede favorer el desarrollo de la ginecomastia de forma temporal. Tampoco nos debemos preocupar demasiado, antes de llegar a la edad adulta se puede haber solucionado el problema sin cirugía ni ningún tratamiento.

A medida que nos hacemos mayores y sobre todo en la vejez es fácil que el hombre sufra ginecomastia. En la mayoría de los casos debido a la acumulación de grasa. Lo único positivo es que socialmente está más o menos aceptado, pero aún así para muchos hombres es algo embarazoso que les condiciona: a la hora de vestirse, desvestirse o en las relaciones íntimas.

Causas de la ginecomastia

La ginecomastia puede estar asociada a enfermedades hepáticas, renales, hipertiroidismo, tumores o cáncer. También sabemos que un gran número de medicamentos pueden producir ginecomastia como efecto secundario. En cualquier caso, el factor determinante suele ser un desequilibrio hormonal. Es decir, un mayor número de estrógenos o una mayor sensibilidad a ellos puede dar lugar una ginecomastia.

Es posible que no se pueda determinar la causa (ginecomastia idiopatica) o puede que simplemente se deba a un exceso de peso. En caso de duda, lo mejor es acudir al médico para obtener un diagnóstico. En principio el tratamiento de la ginecomastia es sin cirugía, simplemente modificando la dieta, haciendo ejercicio o con ayuda del algún medicamento.

Si seguimos las pautas marcadas por el médico y el problema no se soluciona, probablemente debamos recurrir a la cirugía. La operación de ginecomastia no es complicada, es una intervención que dura una hora aproximadamente, tras lo cual el paciente se marcha a casa para comenzar con la recuperación.

Las ginecomastias causadas por un exceso de grasa (pseudoginecomastia, adipomastia o lipomastia) suelen mejorar bastante si perdemos peso. Mediante liposucción podemos ahorrar tiempo y lograr un mejor resultado. En cambio, cuando el problema es un exceso de tejido glandular no queda más remedio que extirpar parcialmente para reducir su tamaño.

Tipos de ginecomastia

En la consulta del médico se realiza una serie de pruebas para identificar el tipo de ginecomastia que sufre. Los tipos de ginecomastia existentes son:

  • Ginecomastia verdadera fruto de un crecimiento del tejido glandular mamario que da lugar a una mama densa y firme.
  • Pseudoginecomastia debida a la acumulación de grasa corporal dando lugar a una mama blanda, muy habitual en hombres con problemas de peso.
  • Ginecomastia mixta es una combinación de la dos anteriores, donde ha habido un desarrollo de tejido y un aumento de la acumulación de grasa.

Dependiendo del tipo de anomalía que suframos será posible tratar la ginecomastia sin cirugía o bien nuestro único recurso sea pasar por el quirófano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *