Cirugía Plástica para recuperarse del embarazo

cirugia plastica para recuperarse del embarazoLa Cirugía Plástica para recuperarse del embarazo interesa cada vez más a las mujeres. Se trata de un conjunto de intervenciones con el que podemos recuperar e incluso mejorar la figura previa al embarazo. Ser madre cambia el orden de prioridades, ahora los niños son lo primero, pero tampoco es necesario conformarse con una imagen que no deseamos.

No todas las mujeres tienen la suerte de ser un unicornio del embarazo. Lo habitual es sufrir cambios indeseados e inevitables como senos desinflados o caídos. El aumento y la posterior pérdida de peso pueden causar una piel floja, caída y con estrías. El abdomen rara vez regresa naturalmente al tamaño, forma o tono que tenía antes del embarazo. Pero si quieres solucionar estos cambios producidos en tu cuerpo después del embarazo la Cirugía Estética te puede ayudar.

Mommy makeover para recuperarse del embarazo

Este proceso de renovación tras el embarazo también se conoce como mommy makeover. Es una experiencia que puede cambiar la vida de una mujer que ha sido madre, rejuveneciendo su aspecto y elevando su autoestima. Dependiendo del resultado que busques, una cirugía plástica para recuperarse del embarazo puede consistir en intervenciones como:

  • Elevación de senos: Es la solución a los pechos caídos, si no queremos aumentar el tamaño no harán falta prótesis de silicona. Una buena candidata para esta intervención debe tener una piel de buena calidad, ya que se retira la que sobra y se tensa el tejido de alrededor para tener el pecho en su sitio.
  • Aumento de senos: Si con la elevación de senos no es suficiente o el resultado no va a ser el deseado podemos recurrir a las prótesis mamarias. Hay infinidad de modelos con idea de que puedan adaptarse a las necesidades de cualquier mujer. En lugar de unos pechos desinflados o vacíos tendrás un pecho turgente, con aspecto natural pero del tamaño que desees.
  • Reducción de senos: Las mujeres con pechos grandes o que han pasado por múltiples embarazos pueden quedar con pechos grandes. Tener unos pechos desproporcionados respecto a nuestro cuerpo puede acarrear problemas de espalda e incomodidad en el día a día. Esto también lo podemos resolver quirúrgicamente para que ambos pechos sean simétricos y del tamaño adecuado.
  • Cirugía de abdomen: Sirve tanto para reforzar la pared abdominal como para hacer desaparecer el exceso de grasa o la cicatriz de cesárea. El resultado será un vientre plano, ¡adiós barriguita!. Además al retirar la piel que sobra probablemente desaparezcan también buena parte de las estrías.
  • Lipoescultura: Permite aspirar la grasa que te sobra en los brazos, las piernas, las caderas o el abdomen sin pasar interminables jornadas en el gimnasio, ¡adiós michelines!. Más que una simple liposucción es una lipoescultura, ya que saca lo mejor de ti para que tengas una bonita silueta. Además si lo deseas parte de la grasa extraída se puede inyectar para disimular arrugas o líneas de expresión.

Algunos de estos procedimientos se pueden combinar en un sólo acto quirúrgico, así evitas pasar varias veces por el quirófano. Si tienes dudas pide una cita informativa con un Cirujano Plástico miembro del SECPRE y lleva todas tus preguntas anotadas para que no se te olvide nada.

Un estilo de vida saludable para recuperarse del embarazo

Los médicos lo vienen recomendado desde hace años, pero el dicho de que «hay que comer por dos» sigue muy vigente. Lo ideal es ponerse en forma antes del embarazo, y luego engordar más o menos un kilo al mes. Si seguimos este plan será mucho más sencillo volver a nuestro peso normal. Recuperar la figura depende también de la genética de cada una, pero qué duda cabe que el deporte, una dieta sana y evitar vicios como el tabaco ayuda.

Como comentábamos al comienzo, las nuevas prioridades y responsabilidades en tu vida no tienen porque dejarte con un aspecto que no deseas. La Cirugía Plástica para recuperarse del embarazo es un tratamiento totalmente personalizado que proporciona un alto grado de satisfacción, una alegría que sin duda se transmite al resto de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *